LUZ DE 2009


Se acaba el año, quedan dos días y ya estoy deseándolo. Para mí no ha sido un buen año. Demasiadas cosas empezaron a funcionar mal y todas a la vez. Otras perdieron la intesidad con que las había vestido y algunas batallas me cansé de lucharlas. Si caigo en el tópico de hacer balance llego a la conclusión de que el 2008 ha sido un año de vuelta. Lo empecé como toda spankee soñaría, me ahorro los detalles pero le cambié el significado a las uvas y le añadí sonidos a las campanadas, todo un augurio de feliz camino. Tal vez la euforia fue la culpable de mi frenada, quizá no hay cuerpo que aguante un sueño tanto tiempo porque eso si que lo tengo claro, pisé muchas veces la cima, tantas que me empaché de ambición.

Ahora está acabando y hay algo que me dice que el 2009 me trae un manjar nuevo, las mismas cuatro manos cocinándolo pero más elaborado, para saborear despacito, deseando que no llegue el postre.


Creo que estoy preparada para ver más allá de mis necesidades, para pisotear desencuentros que me distraían, para elegir prioridades, para hacer balance de la economía de mis sentimientos, para reconocer riquezas que no veía y para entender que doce azotes no son más que un granito de arena en una montaña de muchos más colores... Al fin y al cabo tiempo es victoria en mis deseos y en el nuevo año seguimos teniendo reservada mesa para dos.


Te espero 2009, donde siempre, en sus rodillas o en sus brazos, en mi casa, en él.




FELICIDADES

Aunque hoy cumplas
(quinientos sesenta y cuatro meses)
la matusalénica edad no se te nota cuando
en el instante en que vencen los crueles
entrás a averiguar la alegría del mundo
y mucho menos todavía se te nota
cuando volás gaviotamente sobre las fobias
o desarbolás los nudosos rencores...
casi no vale la pena desearte júbilos y lealtades
ya que te van a rodear como ángeles o veleros...
... de modo que desearte un feliz cumpleaños
podría ser tan injusto con tus felicescumpledías
acordate de esta ley de tu vida
si hace algún tiempo fuiste desgraciado
eso también ayuda a que hoy se afirme tu bienaventuranza

de todos modos para vos no es novedad
que el mundo y yo te queremos de veras
pero yo siempre un poquito más que el mundo.

(Benedetti)


Cierto. Por siempre... un poquito más que el mundo.

Felicidades Señor.


Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal